sábado, 9 de noviembre de 2013

CUADERNOS DE TRABAJO DEL CENTRO DE ESTUDIOS HERNÁNDEZ ARREGUI


HISTORIA Y PROYECTO NACIONAL
Aritz Recalde, Lihuen Arscone, Dionela Guidi y Juan Godoy
Octubre de 2013

¿Para qué sirve estudiar la historia?
La historia es un instrumento para relatar y para interpretar, los sucesos ocurridos en el PASADO. El PRESENTE de nuestro país, con sus aspectos positivos y con los negativos, se consolidó como producto de dichos acontecimientos ocurridos en el pasado. A partir de acá, que no podemos entender el presente de nuestro barrio o del país, sin comprender lo ocurrido a lo largo de la historia.
La historia acumula información y datos acerca de nuestro pasado y además y tema importante, los “interpreta”. En este segundo aspecto, aparece la ideología de cada historiador y como resultado de ello, surgen diferentes perspectivas para comprender lo ocurrido. La diversidad de ideologías deja como resultante la escritura de relatos históricos distintos, que traducen intereses de grupos de poder nacionales y extranjeros. Por lo dicho, entendemos como Arturo Jauretche que la historia es la política del pasado y que la actualidad, condensa los sucesos ocurridos anteriormente. Sostiene Jauretche al respecto que “No hay política nacional sin historia revisada, porque el cipayo y el vende patria son consecuencias lógicas y hasta prestigiosas en una historia que ha condenado la política nacional y glorificado la sumisión al extranjero”. En definitiva y como afirma don Arturo, la acción política del presente, se encuentra íntimamente vinculada a la interpretación de nuestro pasado.

El análisis histórico nos brinda elementos para:
-          No repetir los errores cometidos en el pasado.
-          Conocer los aciertos de los hombres de nuestro país, para continuarlos y profundizarlos en el presente.

 
 

No hay comentarios: