martes, 16 de agosto de 2011

Reforma Política: ¿soberanía popular o corporaciones?

Aritz Recalde, Agosto de 2011

“La democracia de nuestro tiempo no puede ser estática, desarrollada en grupos cerrados de dominadores por herencia o por fortuna, sino dinámica y en expansión para dar cabida y sentido a las crecientes multitudes que van igualando sus condiciones y posibilidades a las de los grupos privilegiados. Esas masas ascendentes reclaman una democracia directa y expeditiva que las viejas formas ya no pueden ofrecerles”. Juan Perón (1)

La Reforma Política impulsada por el gobierno nacional y que se aplicó en las últimas elecciones primarias, nació de una ronda de consultas efectuadas durante el año 2009 al conjunto de las fuerzas políticas del país. Tras las conversaciones con las diversas expresiones partidarias, el proyecto dio origen a la ley 26.571/09 y tal cual expresa la denominación de la norma, tiene como finalidad la “Democratización de la Representación Política, la Transparencia y la Equidad Electoral”. Con dichos objetivos, la iniciativa modifica la ley Orgánica de Partidos Políticos y la ley de Financiamiento de los Partidos Políticos.

La ley 26571/09 tiene tres grandes finalidades:
1. Limitar la capacidad del poder económico para controlar la política;
2. Democratizar los medios de comunicación promoviendo que todos los Partidos Políticos tengan igualdad a la hora de divulgar las propuestas.
3. Fortalecer los Partidos Políticos y la soberanía popular.

La Reforma Política tiene como propósito central, dotar de contenido material al ejercicio de la soberanía popular fruto de las elecciones y la democracia. La norma parte del supuesto de que si son debilitados los Partidos Políticos, el poder real y las decisiones de gobierno, quedan en manos de las corporaciones económicas y los oligopolios mediáticos.

1. Limitar la capacidad del poder económico para controlar la política.
La Reforma busca la “equidad electoral” y promueve la igualdad de condiciones para todos los Partidos Políticos. Con dicha finalidad, regula el financiamiento de la actividad política y obliga a los Partidos a:
- Declarar las fuentes de financiamiento y a presentar constancias de todos los gastos o donaciones recibidas. Los Partidos Políticos están obligados a exhibir un Informe Final de gastos de campaña.
- Establecer límites de gastos por cada campaña (resultante de multiplicar cantidad de electores con el “módulo electoral” – unidad monetaria-).

La norma además:
- Regula el financiamiento público de las campañas. Establece pautas para la inauguración de obras en periodos de campaña y las prohíbe en el plazo de los 15 días anteriores a la elección.
- Establece que la campaña política se puede iniciar recién 30 días antes de la elección. No se puede desplegar publicidad audiovisual antes de los 20 días de la elección.

A partir de estas y otras disposiciones, se busca limitar la capacidad del poder económico concentrado para determinar los resultados electorales y la acción de los gobiernos. Asimismo, pone límites a los Partidos de gobierno para hacer uso de los resortes del Estado con fines electorales.

2- Democratizar los medios de comunicación promoviendo que todos los Partidos Políticos tengan igualdad para divulgar las propuestas.
La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual estableció que el 10% de la programación debe ser destinada a fines electorales. En este marco, uno de los aspectos centrales de la Reforma Política, es la regulación de la emisión de publicidad en los medios de comunicación. El objetivo es democratizar la distribución de la publicidad y brindar a todos los candidatos el mismo espacio.

En este marco, la Reforma Política:
- Prohíbe la contratación privada de publicidad en radio o televisión abierta o por cable. En su lugar, la distribuye en un 50% de manera igualitaria y el 50 % restante en función de la cantidad de votos obtenidos por los Partidos Políticos. El horario y el repartimiento de los medios se hace por sorteo.
- Crea un Registro de Empresas de Encuestas y Sondeos de Opinión y obliga a las firmas a declarar los instrumentos aplicados para el relevamiento de datos. El Informe va a ser publicado garantizando el libre acceso de la ciudadanía.
Con ésta última restricción, se intenta poner límites a las operaciones políticas efectuadas por los medios de comunicación, a partir de la publicación de datos falsos.

3- Fortalecer los Partidos Políticos y la soberanía popular.
La Reforma Política busca mejorar la representación política. Con este objetivo, promueve que los Partidos Políticos dispongan de mayores niveles de representación popular, limitando la tendencia a la fragmentación y a la dispersión de formulas electorales. Con dicha, finalidad promueve:

- La elección de los candidatos de los Partidos Políticos por intermedio de las primarias abiertas, simultaneas y obligatorias;
- Que los partidos tengan mayor representación y para eso, aumenta los pisos mínimos necesarios de afiliados y de adherentes. Regula las causas de caducidad de las personerías, fomentando la participación de los afiliados en la vida interna de los Partidos Políticos.
- La formación de alianzas o de confederaciones entre Partidos Políticos.
- Transparentar las afiliaciones: digitaliza los registros de afiliados y los hace públicos (Registro Nacional de Electores); facilita las desafiliaciones –enviando un simple telegrama gratuito-; busca limitar las “afiliaciones truchas” (exige fotocopia de DNI y hace pública la información de los padrones de afiliados).

Además, la Reforma Política establece lo siguiente:
- Ética política: impide ser precandidato a miembros de empresas concesionarias del Estado o a aquellas personas que violaron derechos humanos o que cometieron crímenes de lesa humanidad.
- Incluye la figura de los Parlamentarios del Mercosur.

Tal cual adelantamos, la Reforma Política intenta que el poder político quede en manos de la democracia y la soberanía popular y no en las corporaciones.


(1) Juan Perón (1968), La Hora de los pueblos, Ed. Norte, Madrid. P 14

No hay comentarios: