miércoles, 16 de febrero de 2011

¿Partido Liberal o Movimiento Nacional?

Aritz Recalde - febrero 2011

El 17 de octubre del año 1945 inauguró una nueva era en la forma de hacer política en el país. Ingresamos en la etapa de la democracia social de masas. El peronismo inició una renovada concepción sobre la práctica y la acción política y cambió al tradicional Partido Liberal por el Movimiento Nacional. Este último, se organizó a partir de la participación directa en la política de las organizaciones libres del pueblo, excediendo el marco liberal tradicional. El Movimiento tenía en su seno un partido electoral (Partido Peronista) pero la herramienta se conformó principalmente a partir dar representación a los trabajadores (CGT), universitarios (CGU), a profesionales (CGP), a empresarios (CGE) o a la juventud (UES). Los obreros tenían representación en el parlamento y en otros ámbitos de la gestión, como las agregadurías obreras de las embajadas. Los empresarios manejaron la cartera económica. El Movimiento tenía finalidades electorales, pero además, y centralmente, su tarea era organizar y movilizar al pueblo para la resolución de los problemas sociales o culturales. La contracara de esa concepción era el Partido Liberal, caracterizado por la escasa participación de las personas en las decisiones públicas, ya que se lo convoca solamente en períodos electorales. Estas organizaciones políticas se organizaron con estrecha relación a los factores concentrados del poder económico y en lugar de la militancia y la organización política de masas, utilizaron los medios de comunicación o los golpes militares para imponer sus programas. Su objetivo era conservar el orden establecido y los intereses del poder concentrado. Ambas concepciones coexistieron y cohabitan en la actualidad. Las dictaduras de 1955, 1966 y 1976 desarticularon a las organizaciones libres del pueblo y en los años noventa el peronismo adoptó muchos de los rasgos tradicionales de un Partido Liberal. El Frente Grande continuó la tradición liberal e innovó con su manejo de la televisión y de los medios de comunicación como un medio de formación de opinión pública y de postulación de candidatos. Dicha característica, fue adoptada por parte de gran parte del espectro político y eso se expresa en la existencia de candidatos provenientes del espectáculo o el deporte como Palito Ortega, Carlos Reuteman, Daniel Scioli, Nito Artaza o Miguel Del Sel. El año 2001 implicó una fuerte crítica a la forma y a los resultados del neoliberalismo y del sistema político en general. A partir de aquí, se produjo una importante tendencia a la formación de herramientas de participación política de características de Movimiento Nacional. Dicha cuestión se expresa en el marcado aumento de la participación de la juventud, las agrupaciones sindicales o de las organizaciones sociales, en la política. La militancia y la acción política, social y cultural de masas, está ganando posiciones.

No hay comentarios: